CalidadImpresion 3DNoticiasTecnologia

NIVELACIÓN DE LA CAMA DE LA IMPRESORA 3D: TUTORIAL SENCILLO PASO A PASO.

Publicado el

IDEA 1.61.

Tener una cama nivelada en su impresora 3D es crucial para el éxito de la impresión. ¡Siga a lo largo como le mostramos cómo realizar la nivelación de la cama de la impresora 3D!.

¿Por qué necesita una cama nivelada?.

¡Una gran primera capa casi garantiza una buena impresión! (Fuente: Reddit).

Gran parte de la magia de la impresión 3D FDM está en el filamento. El material se comporta de forma predecible a determinadas temperaturas, lo que hace posible controlar su forma, permitiéndonos producir un objeto impreso en 3D.

Hay varias cosas que hay que tener en cuenta cuando se utiliza una impresora 3D para conseguir una impresión de alta calidad y con éxito. Y uno de los más importantes es un lecho de impresión nivelado, ya que permite que el material se extruye de manera uniforme en toda la superficie de construcción.

En este artículo, vamos a repasar todo lo que necesita saber acerca de la nivelación de la cama, comenzando con la forma de identificar cuando se puede tener un problema. Más adelante, también hablaremos de cuándo y cómo deberías ajustar la altura Z, que a veces puede entrar en juego.

Cuándo nivelar la cama.

Si la primera capa se sale, no es una buena señal para el resto de la impresión (Fuente: najakwa vía PrusaPrinters).

Una plancha de construcción nivelada muestra una primera capa consistente, lo que resulta en líneas bien “aplastadas” hasta el final. Por otro lado, aquí hay algunos signos comunes de una cama no nivelada:

  • El filamento no se adhiere a la superficie de construcción en todos los lugares.
  • El filamento no sale de la boquilla en algunos lugares.
  • La altura y anchura del filamento varía en la superficie de impresión.
  • El espacio entre las líneas de filamento varía a través de la superficie de construcción.

Ahora que sabemos lo que hay que buscar, vamos a ver lo que hay que hacer para solucionarlo.

Herramientas necesarias.

Dependiendo de su superficie de construcción, es posible que desee dejar de lado las hojas de afeitar (Fuente: Printer Materials).

Aquí hay un buen conjunto inicial de herramientas necesarias para mantener un lecho nivelado y un espacio de boquilla:

  • Papel: Necesitarás un trozo de papel que puedas sostener y desplazar cómodamente entre la punta de la boquilla y la placa de construcción. Un trozo de papel de oficina cortado a la medida servirá, pero cualquier cosa similar que sea fina y mantenga su forma también debería servir.
  • Destornillador o llave hexagonal: La bancada de tu impresora 3D puede necesitar una de estas herramientas para ajustar los tornillos de la bancada (si no tiene mandos giratorios).
  • Guantes resistentes al calor: La protección es importante cuando se trabaja cerca de la boquilla. Algunos guantes, como estos de Rapicca, son útiles.
  • Un paño de algodón limpio y un cepillo de latón: Una boquilla limpia es una boquilla feliz. Un mini cepillo (o algo similar) es bueno tener.
  • Una cuchilla de afeitar (o de plástico) o una espátula: Raspar los residuos de la superficie de tu placa de construcción es fácil si tienes algo como la espátula BuildTak. O bien, las cuchillas pueden funcionar, pero hay que tener cuidado de no rayar la placa de construcción.
  • Jabón para platos y un paño de algodón limpio y seco: Elimina fácilmente el polvo y la suciedad con estos artículos domésticos comunes.
  • Alcohol isopropílico: El alcohol isopropílico es un producto básico para todos los propietarios de impresoras 3D, ya que te permite limpiar una superficie de construcción que está montada permanentemente en la impresora 3D. Sólo tienes que comprobar que la superficie de construcción puede soportar el agente de limpieza.

Preparación.

Limpiar tu placa de construcción es un buen primer paso para conseguir un buen nivel (Fuente: MatterHackers).

Con todas tus herramientas montadas, estás listo para hacer algunos ajustes… ¡casi! Antes de empezar a abordar el hardware, tenemos que asegurarnos de que todo está limpio.

Limpiar la boquilla.

Lo primero es lo primero. Si hay restos de plástico en la punta de la boquilla, la distancia entre la cama y la boquilla no será la adecuada. Afortunadamente, la punta es fácil de limpiar con un paño de algodón seco.

Calienta la boquilla a la temperatura a la que se imprimió el último material y limpia el exceso de plástico. Si eso no funciona, se puede utilizar un cepillo de latón para limpiar cuidadosamente alrededor de la punta. Sólo hay que tener cuidado de no exagerar, ya que de lo contrario la boquilla podría resultar dañada por las duras cerdas de latón.

Cuando trabaje cerca del extremo caliente, asegúrese de observar las prácticas de seguridad adecuadas, como llevar guantes resistentes al calor y usar el sentido común.

Es una buena idea no tocar la superficie de construcción limpia con las manos desnudas, ya que eso puede añadir aceites de su piel. No queremos que haya grasa en la superficie, ya que puede afectar negativamente a la adherencia de la cama. Para diferentes tipos de superficies de construcción, pueden aplicarse otras técnicas, así que asegúrese de comprobar lo que tiene para evitar dañar su superficie.

¿Caliente o frío?.

Para el proceso de nivelación de la cama, no importa si la cama y la boquilla están calientes o frías a menos que usted planee imprimir sólo con un conjunto de ajustes. En este caso, calentar hasta esas temperaturas antes de nivelar puede ayudar a asegurar que su nivel es exacto (porque los materiales se expandirán), pero esto no es estrictamente necesario.

Nivelación de la cama.

Es una especie de situación de Ricitos de Oro (Fuente: 3D Newb).

La nivelación manual de la bancada de la impresora 3D puede ser una experiencia frustrante incluso para los fabricantes experimentados. Sin embargo, en cuanto entiendas los fundamentos del proceso, dominarás fácilmente esta útil habilidad.

Muchas impresoras 3D tienen un sistema de nivelación de la base automático o semiautomático, pero incluso en esos casos, puede ser una buena idea hacerlo manualmente de forma periódica (porque los sistemas automáticos no nivelan realmente la base). Además, si algo va mal en la primera capa, podrás encontrar más fácilmente la pieza o el ajuste defectuoso si sabes lo que pasa con la cama.

Paso 1: Crear un espacio de trabajo.

La mayoría de las camas de las impresoras 3D FDM están montadas con cuatro tornillos ajustables en las esquinas de la placa de impresión. Ajusta cada tornillo un par de vueltas para aumentar la distancia entre la boquilla y la placa de impresión. (Si se trata de “retocar” un trabajo de nivelación realizado poco tiempo antes, puede que no sea necesario hacer esto).

Paso 2: Colocar el cabezal de impresión.

Ahora quiere acercar la boquilla a la placa de impresión. Para hacer esto, simplemente coloque su cabezal de impresión usando cualquier método que su impresora o software de control provea.

Esto enviará la boquilla a lo que la máquina considera la posición (0, 0, 0) en el espacio del volumen de construcción. Lo importante es ese tercer 0, que representa la coordenada Z o altura, porque es a esta altura que tu máquina imprimirá la primera capa.

Por último, desactiva (o desbloquea) los motores paso a paso para que puedas empujar libremente el cabezal de impresión dentro del plano XY. Una vez más, esto debería ser una opción proporcionada por el firmware de su impresora.

Paso 3: Medir y ajustar.

Con un poco de paciencia, la nivelación de la cama puede ser fácil (Fuente: wannamaker vía Ultimaker).

Debes calibrar la base de la impresora 3D para que esté lo más nivelada posible en las cuatro esquinas y en el centro. En teoría, la boquilla debería tocar la placa de impresión en estos puntos, y por eso intentamos pasar algo fino entre ellos, como un trozo de papel. Alcanzar el punto justo antes de experimentar resistencia al deslizar el papel asegura que la “brecha” es correcta y es consistente en los cinco lugares.

Mueve el cabezal de impresión a una esquina de la cama y pon el papel entre la punta de la boquilla y la cama de impresión. Si no hay resistencia al arrastrar el papel de un lado a otro entre la boquilla y la cama, ajusta el tornillo de nivelación más cercano para apretar el hueco. Ten cuidado de no presionar la cama de la impresora 3D (por ejemplo, con la mano), ya que esto empujará la cama hacia abajo lo suficiente como para hacer que el hueco sea más grande de lo que realmente es. Deslizando el papel continuamente, sigue ajustando el tornillo hasta que puedas sentir un ligero arrastre de la boquilla y la cama de la impresora 3D.

Repita este mismo proceso en todas las esquinas restantes. Cuando las esquinas estén bien, mueva el cabezal de impresión al centro de la placa de impresión y compruebe que allí se siente la misma resistencia. Reajuste los tornillos si es necesario.

Por último, vuelve a comprobar cada esquina y el centro, ya que tus ajustes pueden haber afectado a otros puntos. Si ese es el caso, repita todo el procedimiento hasta que los cinco puntos estén nivelados.

Paso 4: Inspeccionar la primera capa.

Antes de ejecutar un trabajo de impresión 3D completo, es una buena idea imprimir sólo la primera capa con el fin de verificar el éxito de la nivelación de la cama. Si es correcta, la primera capa debería tener más o menos el mismo aspecto en toda la superficie. Si no es así, es posible que tenga que ajustar más su nivel.

Ajuste de la separación de la boquilla.

La separación de la boquilla es crucial para conseguir el “aplastamiento” correcto en la primera capa de tu impresión 3D (Fuente: Lamin Kivelä vía All3DP).

Aunque a menudo se discuten juntos, es importante saber que el ajuste de la altura Z no es algo que se haga tan a menudo como la nivelación de la cama. En general, hay dos maneras de ajustar la altura Z, y se hacen en diferentes momentos.

La primera forma es establecerla a través del firmware, lo que hace que sea un valor “fijo” que normalmente sólo se toca durante la calibración de la impresora. La segunda manera es establecerla a través de su slicer (tal vez como “altura de la primera capa”), y esto es algo que uno puede elegir para ajustar antes de un trabajo de impresión en particular en función del material, el tipo de impresión, o el tipo de cama.

En cualquier caso, no deberías tener que ajustar la altura Z para compensar una mala nivelación de la cama. En teoría, la altura Z del firmware debería estar correctamente ajustada antes de la nivelación de la cama, de manera que, cuando tu boquilla alcance su posición inicial, (0, 0, 0), ese tercer 0 esté en el lugar correcto.

Confiar con demasiada frecuencia en la altura Z para conseguir el espacio correcto entre la boquilla y la superficie de impresión podría hacer que llegara a un extremo (como la altura Z más baja posible), lo que no permitiría futuros ajustes.

Signos de que la separación de la boquilla es demasiado pequeña:

  • La primera capa es apenas visible o muy fina.
  • No sale filamento en la placa de impresión.
  • El filamento se acumula en la boquilla.

Signos de que la separación de la boquilla es demasiado grande:

  • El filamento no se adhiere a la superficie de construcción.
  • El filamento sale como un espagueti.

Para saber más sobre el ajuste de la altura Z, consulte nuestro artículo principal sobre el tema:

¿Eres nuevo en la impresión 3D o estás empezando? Nuestros amigos del Instituto de Impresión 3D te tienen cubierto. Consulta su nueva hoja de trucos gratuita: “31 Ways To Get 100% 3D Printing Reliability” (31 formas de conseguir una fiabilidad de impresión 3D del 100%) para ahorrar tiempo y problemas, y empezar a imprimir, sin estrés, hoy mismo.

Artículo original disponible en: 3ALLDP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.