CalidadImpresion 3DNoticiasSoftwareTecnologia

EL MEJOR SOFTWARE DE REPARACIÓN DE STL EN 2021.

Publicado el

IDEA 1.61.

Si tu modelo no se imprime correctamente, echa un vistazo a esta guía para conocer los mejores programas de reparación de STL, incluyendo consejos sobre cómo utilizarlos.

Imprescindible.

Incluso los archivos STL que parecen estar bien pueden tener problemas y errores ocultos (Fuente: All3DP).

Si imprimes en 3D, probablemente te hayas encontrado con el temido problema del “STL no imprimible”: tu archivo STL tiene un aspecto fantástico, pero provoca problemas en tu cortadora o da lugar a extraños errores de impresión o simplemente a fallos completos. Sean cuales sean las razones exactas, la raíz de estos problemas suele estar en la malla de caras y vértices triangulares conectados que los STL utilizan para representar los modelos 3D.

En un entorno CAD abstracto, donde se crean los modelos, casi todo es posible, pero no puede decirse lo mismo en el mundo real, donde se imprimen los modelos. Por ejemplo, una pared con un grosor de 0 mm puede existir en el software pero no en la placa de construcción.

Ahí es donde entran en juego las herramientas de reparación de STL, que le ayudan a identificar y solucionar estos problemas, lo que da lugar a un modelo múltiple. Existen desde herramientas gratuitas para aficionados hasta complejas herramientas comerciales diseñadas para uso profesional.

En este artículo, cubriremos rápidamente los tipos de problemas más comunes que se pueden encontrar, explicaremos cómo se pueden reparar y compararemos varias de las mejores herramientas para hacer imprimibles incluso los STL más rebeldes.

Razones para la reparación.

Un análisis cuidadoso de los STL puede identificar errores antes de la impresión (Fuente: Meshmixer).

Un archivo STL típico puede contener decenas de miles de pequeños triángulos. Dependiendo del diseño, hay muchas formas diferentes en las que estos triángulos pueden estar mal representados (desde la perspectiva de la fabricación).

Por lo tanto, veamos a 30.000 pies de distancia algunos tipos comunes de errores que pueden dar lugar a archivos no imprimibles y los problemas que hay que solucionar.

Agujeros.

Para existir en el mundo real, un modelo 3D debe describir un volumen cerrado o “estanco”, con todas las aristas y vértices conectados. Sin embargo, un STL puede tener a veces pequeños agujeros en la malla, o quizás los triángulos tienen aristas que no están conectadas a sus vecinos. Ambas cosas pueden dar lugar a problemas a la hora de imprimir.

En una nota relacionada, cada triángulo apunta teóricamente hacia dentro o hacia fuera de la forma que describe, teniendo esencialmente caras interiores y exteriores. En ocasiones, esta orientación se invierte, causando problemas en la forma en que un cortador interpreta una superficie completa.

Geometría superpuesta.

Hay una delgada línea entre un STL que tiene errores reales en su malla y uno que tiene una malla correcta pero describe algo que sigue siendo difícil o imposible de imprimir. Por ejemplo, si se intenta representar el pelo o la piel, el resultado puede ser un STL enorme (debido a los muchos triángulos necesarios para representar esa “superficie”), que es difícil de procesar debido a que los detalles son más pequeños que la resolución de una impresora.

En relación con esto, un STL puede describir volúmenes cerrados que son demasiado finos para ser impresos de forma práctica.

La solución de este tipo de problemas se describe mejor como un paso de optimización que de reparación, aunque ambos suelen ser manejados por el mismo software.

Cómo reparar un archivo STL.

Los modelos 3D escaneados suelen tener errores evidentes, pero pueden requerir cambios en el modelo para ser reparados (Fuente: MeshLab).

La reparación de archivos STL puede ser muy similar a la reparación de fotos. Las herramientas de edición de fotos suelen tener una opción automática que arregla una imagen con un solo clic. Esto puede ser suficiente en algunos casos, pero ciertas imágenes necesitarán mejoras más profundas, y los profesionales pueden optar por un software de edición muy avanzado para obtener la calidad que desean (sin necesidad de volver a disparar).

Lo mismo ocurre con los STL. Existen herramientas de reparación para “autocorregir” los archivos, y aunque pueden funcionar, a menudo no lo hacen, a veces con resultados inesperados (como cuando se rellenan agujeros que deberían formar parte de un modelo). Otras herramientas ofrecen un análisis detallado y un control preciso de las reparaciones, pero en casos extremos, puede que no haya más remedio que volver a editar el modelo 3D original.

Un flujo de trabajo típico de reparación y optimización de STL podría ser el siguiente:

  • Reparación automática de la malla: Siempre tiene sentido intentar al menos una reparación simple y automática. En muchos casos, esto será adecuado, pero en otros, el STL original puede ser demasiado grande o estar demasiado roto para procesarlo de esta manera. Peor aún, la “reparación” puede alterar partes importantes del diseño.
  • Reparación manual de la malla: Si la reparación automática no funciona, busque una herramienta más avanzada. Empieza por reparar los agujeros o huecos de forma que se conserve el modelo 3D. A continuación, elija las opciones para arreglar otros problemas de geometría. Si los problemas persisten, puedes intentar volver a mallar todo el modelo o utilizar opciones como “hacer sólido” o “encoger” (dependiendo de la herramienta).
  • Volver a modelar: Si los dos pasos anteriores no funcionan, es probable que tengas que volver a editar el modelo 3D utilizando CAD u otro software de modelado 3D.
  • Optimización: Este paso no siempre es necesario y puede variar en función del tipo de impresora 3D que utilices. Las acciones típicas incluyen el engrosamiento de secciones finas, el ahuecamiento de formas que de otro modo serían sólidas, o el “redimensionamiento” de un STL para que tenga suficientes triángulos para evitar el facetado obvio en la impresión 3D, pero no tantos como para que el archivo sea demasiado grande para procesarlo.

Software para reparaciones STL.

Muchos servicios de impresión 3D tienen sus propias herramientas de reparación (Fuente: Sculpteo).

Las herramientas disponibles para la reparación de STL han cambiado significativamente en los últimos años. Las herramientas que antes eran populares ya no están disponibles, mientras que otras se han integrado en los sistemas de flujo de trabajo comerciales, especialmente los destinados a la impresión 3D profesional.

En general, los programas de reparación de STL pueden clasificarse en tres grandes categorías:

  • Existen herramientas dedicadas, gratuitas o de código abierto, que pueden utilizarse en línea o fuera de línea, y siguen siendo opciones populares.
  • Los programas de corte también incorporan cada vez más herramientas de análisis y reparación que pueden resolver muchos problemas. Para los que necesitan más o mejor control (o un procesamiento más rápido), hay muchas ofertas más sofisticadas que tienen un coste.
  • Los programas de CAD y de modelado en 3D suelen ofrecer funciones de reparación, y suelen ser las mejores opciones para quienes hacen sus propios diseños o remezclas.

Veremos cada uno de estos tipos de software a su vez, pero vale la pena señalar que prácticamente todos los servicios de impresión 3D comerciales tienen sus propias herramientas de reparación y optimización incorporadas. Estos servicios tienen un gran interés en garantizar que los archivos STL sean imprimibles y no presenten problemas, por lo que invertir en herramientas de calidad es importante para ellos. En la mayoría de los casos, esta funcionalidad forma parte de un flujo de trabajo propio, en el que no se pueden descargar los STL reparados, por lo que no los trataremos aquí.

Categoría: Herramientas gratuitas en línea y fuera de línea.

Las herramientas independientes, basadas en navegadores y de escritorio son la forma “tradicional” de reparar archivos STL. Van desde simples opciones “automáticas” hasta soluciones muy sofisticadas que ofrecen un control manual total sobre prácticamente todos los aspectos de la reparación de STL.

3D Tools.

Un sencillo servicio en línea que repara automáticamente la mayoría de los archivos STL defectuosos (Fuente: Microsoft 3D Tools).

3D Tools de Microsoft es una sencilla “herramienta de reparación de objetos 3D” basada en la nube. Se basa en su propio software de modelado 3D y utiliza la funcionalidad desarrollada originalmente por Netfabb (uno de los más antiguos y respetados proveedores de “reparación de STL”). 3D Tools ofrece servicios de “Reparación”, “Reducción” y “Conversión”, que pueden hacer imprimibles la mayoría de los archivos STL con errores simples.

El servicio de reparación corrige los problemas de geometría para crear una malla 3D cerrada y “hermética” adecuada para la impresión 3D. La función Reducir simplifica la malla para reducir el tamaño del archivo STL y mejorar el procesamiento. Y el tercer servicio convierte varios tipos de archivos 3D en el relativamente nuevo formato de archivo 3MF. Este último paso se aplica por defecto a todos los STL reparados. En otras palabras, el archivo reparado se almacena como un archivo 3MF y no como otro STL.

No hay otras opciones para afinar los pasos de la reparación, y todo el proceso se realiza en segundo plano sin vista previa de impresión. También tendrás que registrarte o utilizar un ID de Microsoft existente. Encontramos que el servicio tuvo un poco de dificultad con STLs muy grandes, pero para un proceso gratuito y simple, generalmente hace un gran trabajo.

  • Plataforma: Navegador (en línea).
  • Coste: Gratis.
  • La mejor herramienta para: Cualquiera que necesite reparaciones sencillas de STL.
  • Disponible en: Microsoft.

FormWare.

Este servicio proporciona amplia información y control (Fuente: FormWare ).

FormWare produce una herramienta comercial de corte con todas las funciones enfocada principalmente a las impresoras SLA y DLP, y contiene un potente motor de análisis y reparación. Ese motor también está disponible en línea de forma gratuita, y es muy fácil de usar.

Durante el análisis, la herramienta muestra resultados detallados, destacando cuántos de cada tipo de error se han encontrado, antes de realizar las reparaciones adecuadas. Como ocurre con la mayoría de los buenos programas de reparación, ¡incluso identifica problemas con el auténtico archivo STL de Benchy!.

Tiene un tiempo de espera de cuatro minutos de procesamiento, que debería ser más que suficiente para todos los STL, excepto los más grandes y dañados.

  • Plataforma: Navegador (en línea).
  • Coste: Gratis.
  • La mejor herramienta para: Cualquiera que necesite reparaciones STL de alta calidad.
  • Disponible en: FormWare.

3DPrinterOS.

El servicio de reparación es sólo una característica de muchas (Fuente: 3DPrinterOS).

3DPrinterOS es un completo conjunto de herramientas basadas en la nube para gestionar múltiples flujos de trabajo de impresoras 3D. Permite a las empresas o centros educativos gestionar sus propias impresoras, así como contratar servicios de impresión.

Para garantizar que los objetos sean imprimibles, 3DPrinterOS utiliza una función llamada “Magic Fix” para analizar los archivos STL y realizar las reparaciones necesarias. Al hacerlo, también tiene en cuenta su impresora y otros factores y produce una versión fija de su STL, correctamente escalada y orientada. Este STL revisado se guarda en su flujo de trabajo predeterminado y puede descargarse haciendo clic en el nombre del archivo.

  • Plataforma: Navegador (en línea, optimizado para Chrome).
  • Coste: Reparaciones gratuitas, pruebas para otras funcionalidades.
  • Ideal para: Aficionados a la impresión 3D interesados en flujos de trabajo más amplios.
  • Disponible en: 3DPrinterOS.

MeshLab.

Adecuado para modelistas experimentados, ya que el análisis y la reparación son muy detallados (Fuente: MeshLab vía YouTube).

MeshLab, en marcado contraste con los servicios sencillos como 3D Tools, ofrece un conjunto de herramientas fantásticamente rico que permite un control detallado de la edición, limpieza, curación, inspección, renderización, texturización y conversión de mallas triangulares 3D, incluidos los archivos STL.

Se trata de una solución de código abierto en constante desarrollo, que se centra en el procesamiento de modelos producidos por herramientas de escaneado y digitalización 3D. Puede manejar STLs muy grandes, que a menudo derrotan a otras soluciones, y también es útil para combinar eficazmente más de una malla.

Se requiere un nivel de conocimiento decente para entender y hacer el mejor uso de la interfaz de usuario, pero para reparaciones STL simples, hemos cubierto los pasos básicos en nuestro tutorial de reparación STL.

  • Plataforma: Windows, MacOS, Linux.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Creadores experimentados que necesiten reparaciones avanzadas de STL.
  • Disponible en: MeshLab.

Categoría: Herramientas de reparación basadas en rebanadoras.

En los últimos años, los rebanadores se han vuelto más proactivos a la hora de identificar y corregir los archivos STL problemáticos. Es probable que esta tendencia continúe a medida que aumente la calidad del rebanado de modelos 3D y la optimización de las impresoras. Especialmente entre las opciones de pago, esta funcionalidad es bastante esperada, ya que las opciones gratuitas se están poniendo al día constantemente.

A continuación, echamos un breve vistazo a tres rebanadores populares y cómo manejan actualmente los STL que necesitan ser reparados.

Cura.

Cura cuenta con opciones de reparación tanto integradas como con complementos (Fuente: 3D Make It vía YouTube).

Cura de Ultimaker es el más establecido de los cortadores de uso gratuito y ha tenido la capacidad de, al menos, identificar muchos problemas comunes de STL durante algún tiempo. Hoy en día, es capaz de arreglar muchos de ellos, y la lista sigue creciendo. De hecho, merece la pena consultar periódicamente la documentación más actualizada o explorar los ajustes de “Mesh Fixes” para ver qué hay de nuevo.

Además de la funcionalidad básica del cortador, un plug-in llamado “Mesh Tools” (disponible a través de “Marketplace” en la esquina superior derecha de la interfaz de usuario) añade funciones adicionales para comprobar los archivos STL cuando se cargan. El plug-in también soluciona problemas sencillos.

Si utiliza Cura, al menos merece la pena experimentar con estas opciones, ya que en muchos casos eliminarán la necesidad de recurrir a otras herramientas de reparación.

  • Plataforma: Windows, MacOS, Linux.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Usuarios experimentados de Cura.
  • Disponible en: Ultimaker.

PrusaSlicer.

¿Adivina qué? La reparación en Netfabb está incorporada. (Fuente: Prusa Research).

PrusaSlicer identificará la mayoría de los problemas de STL y reparará automáticamente los modelos defectuosos hasta cierto punto. Sin embargo, esa funcionalidad se basa en gran medida en la API de impresión 3D integrada en Windows (que a su vez se basa en el Netfabb original).

Si se detectan y marcan errores al cargar un nuevo archivo STL, hay dos opciones para realizar reparaciones: hacer clic con el botón derecho del ratón en el icono de advertencia que aparece o seleccionar “Fix by Netfabb” en el menú del modelo. Esto no ofrece la granularidad de Cura, pero por otro lado, hace uso de una funcionalidad bien establecida, que ha demostrado ser eficaz la mayor parte del tiempo.

Una vez más, merece la pena estar atento a los detalles técnicos más actualizados para conocer los últimos avances en este ámbito.

  • Plataforma: Windows (funcionalidad completa de reparación); MacOS y Linux (funcionalidad limitada).
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Usuarios de PrusaSlicer en Windows.
  • Disponible en: Prusa Research.

Simplify3D.

Por algo se le considera un cortador de primera categoría (Fuente: Simplify3D).

Simplify3D destaca explícitamente sus capacidades de análisis y reparación de mallas. Cuenta con una de las funcionalidades más sofisticadas para cubrir prácticamente todos los escenarios de reparación.

Esto incluye varias herramientas integradas que le ayudarán a identificar y arreglar los problemas comunes de las mallas para que pueda volver a imprimir rápidamente, normalmente sin tener que recurrir a las herramientas más potentes y de mayor valor añadido.

  • Plataforma: Windows, MacOS, Linux.
  • Coste: 150 dólares; dos semanas de prueba gratuita.
  • Ideal para: Usuarios nuevos y existentes de Simplify3D.
  • Disponible en: Simplify3D.

Categoría: Herramientas de CAD y modelado 3D.

Puede pensar que cualquier herramienta diseñada para crear y editar modelos 3D debería tener también la capacidad de identificar y corregir errores STL de forma fiable. De hecho, no siempre es así.

Sin embargo, varias herramientas están bien consideradas cuando se trata de comprobar y reparar archivos STL. Además, tienen la ventaja de ser capaces de manejar casos especiales, por ejemplo, cuando el diseño subyacente requiere cambios.

En las siguientes secciones, destacamos cuatro soluciones populares y gratuitas muy diferentes.

3D Builder.

3D Builder es extremadamente fácil de usar (Fuente: PrusaPrinters Blog).

3D Builder es el software gratuito de modelado 3D de Microsoft para Windows y otras plataformas de Microsoft. Pensado principalmente como una solución fácil de usar para el modelado simple -e incluso el escaneo de modelos 3D utilizando una cámara web- también incluye una funcionalidad de reparación de STL muy capaz para garantizar que sus modelos 3D sean imprimibles.

Utilizando la misma funcionalidad básica que 3D Tools, 3D Builder tiene la gran ventaja de permitir un control más granular, junto con otros cambios a realizar en los modelos 3D.

  • Plataforma: Windows.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Cualquier persona que modele en 3D o edite piezas sencillas.
  • Disponible en: Microsoft.

Meshmixer.

Hazlo todo con este popular y capaz programa (Fuente: WearPrintLab).

La autodenominada “navaja suiza” para mallas 3D es más que una simple herramienta de reparación de STL. Meshmixer es una solución de modelado completa que también es capaz de ahuecar, escalar y simplificar mallas.

No se trata de una herramienta para principiantes, ya que se encuentra constantemente entre las mejores herramientas de reparación de STL. Admite varias funciones de reparación y fijación muy apreciadas, incluida la famosa “make solid”, y ofrece una capacidad casi ilimitada para mejorar y cambiar el diseño original de un modelo.

Otra gran ventaja es la gran cantidad de información disponible en Internet. Si se busca, no es difícil conocer las distintas herramientas de reparación disponibles en Meshmixer, incluidos sus pros y sus contras. Y si eres un fan de la herramienta CAD-CAM Fusion 360, la funcionalidad de reparación de mallas de Meshmixer (al igual que la de Netfabb) está integrada.

  • Plataforma: Windows, MacOS.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Aficionados a la impresión 3D que modelan en 3D.
  • Disponible en: Autodesk.

FreeCAD.

Una solución sólida basada en CAD (Fuente: FreeCAD).

FreeCAD es un programa de modelado 3D de código abierto que se diseñó inicialmente pensando en las necesidades de la ingeniería mecánica y el diseño de productos. Entre las muchas características de este programa hay herramientas de análisis y reparación muy capaces.

Si estás buscando una herramienta que te dé un alto grado de control sobre tu trabajo, entonces FreeCAD puede ser el camino a seguir. Al igual que con los otros programas de CAD, una de las ventajas de este enfoque es la capacidad de no sólo reparar archivos STL, sino también hacer otros cambios y modificaciones que puedan ser necesarios.

  • Plataforma: Windows, MacOS.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Creadores experimentados que prefieren la funcionalidad clásica de CAD.
  • Disponible en: FreeCAD.

Blender.

Para los modelistas, Blender es una de las herramientas de reparación más completas (Fuente: StackExchange).

Blender se ha convertido en la herramienta estándar de facto para el modelado y la animación en 3D. No debería sorprender, pues, que una herramienta centrada en la manipulación y gestión de modelos de malla ofrezca facilidades muy potentes para arreglar archivos STL problemáticos.

Sin embargo, esta sofisticación tiene un precio: Blender no es adecuado para los principiantes, y la curva de aprendizaje puede ser empinada. Pero para aquellos que buscan una herramienta de código abierto con buen soporte y capaz de afrontar casi cualquier reto de modelado de mallas, vale la pena considerar este programa.

  • Plataforma: Windows, MacOS.
  • Coste: Gratis.
  • Ideal para: Creadores experimentados que prefieren un software sofisticado.
  • Disponible en: Blender.

Categoría: Herramientas de valor añadido.

Si las simples correcciones de STL no funcionan, se puede perder mucho tiempo en localizar y remediar el problema. En los negocios, el tiempo es dinero, por lo que merece la pena pagar por las mejores herramientas posibles.

La ventaja añadida de las herramientas comerciales es que suelen venir con una gran cantidad de funciones adicionales, que a menudo incluyen sofisticadas herramientas para optimizar y preparar los modelos 3D para una impresión perfecta. La mayoría de estas herramientas de valor añadido también tienen la capacidad de editar los modelos subyacentes.

Netfabb.

Netfabb se centra ahora en dar soporte a los flujos de trabajo profesionales de principio a fin (Fuente: Source Graphics).

Netfabb es una de las familias de software más conocidas para reparar archivos STL. Fue una de las primeras soluciones en este ámbito y, de una forma u otra, ha perdurado como solución independiente o como función integrada en otras soluciones, incluido el software de impresión 3D de Microsoft.

Adquirido por Autodesk en 2015, Netfabb sigue existiendo en su forma estándar, pero también se ofrece en versiones Premium y Ultimate, como se indica en esta tabla comparativa. Estas dos últimas ofrecen conjuntos de características avanzadas, como la preparación del posprocesamiento y la optimización de la red. Cualquiera de las tres puede probarse con una versión de prueba, tras la cual volverá a ser Netfabb Basic.

Además de estas ofertas independientes, Netfabb también está integrado en la popular herramienta de CAD y CAM Fusion 360, que también incluye la funcionalidad de reparación de mallas de Meshmixer.

La versión original gratuita aún puede descargarse desde un repositorio no oficial de GitHub. Sin embargo, no se ha actualizado desde 2015.

  • Plataforma: Windows.
  • Coste: 230 dólares al año para Standard; ~4.600 dólares al año para Premium; precio según solicitud para Ultimate; prueba gratuita.
  • Ideal para: Profesionales que requieren versatilidad e integración con Fusion 360.
  • Disponible en: Autodesk.

MakePrintable.

Este servicio de reparación de pago podría adaptarse a determinados estilos de trabajo (Fuente: MakePrintable).

MakePrintable hace exactamente lo que su nombre sugiere: Toma archivos STL (o de otro tipo) e identifica y optimiza las características que podrían hacerlos inimprimibles. Por ejemplo, puede ajustar el grosor de las piezas que son demasiado estrechas o finas para imprimirlas, ajustar las distancias entre las piezas, optimizar el número de polígonos, ahuecar los modelos para aquellos procesos que lo necesiten, y mucho más.

Esta popular herramienta es capaz de manejar archivos de gran tamaño, que pueden ser superados por otras ofertas, y cuenta con tiempos de procesamiento varias veces más rápidos que los servicios de la competencia. También proporciona a los usuarios un alto nivel de control y especificación sobre el proceso de reparación.

En consonancia con su propuesta de valor, también admite una perfecta integración con herramientas como Blender y SketchUp.

  • Plataforma: Navegador (en línea).
  • Coste: 2 dólares por reparación; entre 15 y 100 dólares para el plan mensual por volumen.
  • Ideal para: Entusiastas de la impresión 3D, makers y empresas que requieren calidad y velocidad; usuarios poco frecuentes.
  • Disponible en: MakePrintable.

LimitState:Fix.

Una herramienta independiente de fijación de mallas basada en la tecnología Polygonica (Fuente: LimitState).

LimitState:Fix es otra herramienta profesional de reparación de STL con un precio considerable. Según el sitio web, “arregla los modelos 3D que otras herramientas no pueden”.

Además de su capacidad de auto-reparación, el programa permite un control granular sobre las opciones de reparación para el cierre de sólidos, la corrección de errores de no-manifold y la fijación de la orientación de los polígonos. También dispone de funciones que permiten a los usuarios fusionar archivos STL, eliminar cáscaras de ruido y simplificar mallas.

LimitState utiliza la robusta tecnología de Polygonica, una solución de modelado 3D profesional muy consolidada y utilizada en la industria.

  • Plataforma: Windows.
  • Coste: 499 libras (~685 dólares) para Maker (3 activaciones), 2.999 libras (~4.120 dólares) para Enterprise (10 activaciones).
  • Ideal para: Profesionales que requieren fiabilidad.
  • Disponible en: LimitState.

Materialise Magics.

El asistente de arreglos de Magics guía a los usuarios en las reparaciones más difíciles (Fuente: Materialise).

La apreciada herramienta de análisis, reparación y optimización de Materialise ha evolucionado rápidamente en los últimos años. Siguen ofreciendo un visor STL gratuito, MiniMagics, que también realiza un análisis detallado de los problemas de STL. Sin embargo, su sofisticada funcionalidad de reparación y edición requiere una licencia.

Se ofrecen dos versiones muy capaces y avanzadas: Magics Essentials ofrece la funcionalidad más adecuada para las pequeñas empresas y los aficionados entusiastas, mientras que la suite completa de Magics ofrece herramientas avanzadas adicionales (incluida la optimización del soporte) para los profesionales ocupados. Ambas están integradas en un conjunto más amplio de software que da soporte a todos los aspectos de la impresión 3D moderna y comercial.

Ambas herramientas disponen de tres modos de reparación STL: completamente automático, un asistente de reparación (que guía a los usuarios en cada paso) y una herramienta completamente manual. Otras características son una función de “retracción” para dar un grosor mínimo a las piezas y solucionar otros problemas de superficie, y una serie de otras capacidades de mejora y optimización. La interfaz de usuario está bien diseñada y es fácil de usar, y los niveles de satisfacción de los usuarios son muy altos.

  • Plataforma: Windows.
  • Coste: entre 150 y 190 dólares al mes para Essentials; precio según la solicitud para Standard o Advanced; 30 días de prueba gratuita de todas las versiones.
  • Ideal para: Profesionales y empresas que requieren una solución potente y con posibilidades de ampliación.
  • Disponible en: Materialise.

Artículo original disponible en: 3ALLDP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *