CalidadImpresion 3DImpresora3DNoticiasPrecioÚtil

SUAVIZADO DE PLA: CÓMO SUAVIZAR LAS IMPRESIONES 3D.

IDEA 1.61.

Las líneas de las capas son un hecho de la impresión 3D FDM. Consulte nuestra sencilla guía sobre el alisado de PLA para aprender a alisar las impresiones 3D y ocultar las líneas.

Navega sin problemas.

¡Intentar alisar el PLA con acetona no puede considerarse un éxito! (Fuente: Prusa Printers Blog).

La textura impresa en 3D: A algunos les encanta, otros la odian. Sin embargo, hay muchas razones por las que puede querer “terminar” una impresión. Tal vez sea una pieza de exhibición, o tal vez necesite una superficie lisa para reducir la fricción entre las piezas móviles.

Al ser el material de impresión 3D FDM más común, merece la pena saber cómo post-procesar el PLA. Lamentablemente, la naturaleza del material significa que el alisado con acetona no es una opción (como puedes ver en la imagen de arriba), pero hay otras formas de conseguir un acabado suave y brillante.

En este artículo, te explicaremos algunas de las diferentes formas de alisar y dar acabado a tus impresiones en PLA. Empezaremos con lo básico, como el recorte y el lijado, antes de pasar a las diferentes formas de recubrir o incluso fundir la superficie de una pieza para conseguir un acabado suave.

Retirar el exceso de material.

Una impresión de PLA en tres fases de retirada de soportes (Fuente: Hubs).

A veces, una impresión tiene un exceso de material, como los bordes de un borde o soportes, y para terminar correctamente su impresión, tendrá que eliminarlos. Hay un par de herramientas diferentes que puedes utilizar para hacer esto.

Cuchillo de uso general.

Empecemos por lo más básico: un cuchillo para recortar el exceso de material. Un ejemplo común de esta herramienta es un cuchillo X-Acto. Si estás familiarizado con otras manualidades de bricolaje, es probable que también conozcas este cuchillo.

Cuando busques un cuchillo para limpiar tus impresiones 3D, lo primero que debes tener en cuenta es la elección de la hoja. Por lo general, la hoja estándar de tamaño 11 es una buena opción gracias a su versatilidad, pero existen otras que podrían adaptarse mejor a tus necesidades específicas.

Antes de empezar a cortar, tenga en cuenta las reglas básicas de seguridad de la cuchilla, es decir, corte siempre lejos de usted, tenga cuidado de no colocar los dedos delante de la cuchilla mientras sujeta la impresión y no utilice una fuerza excesiva mientras corta.

Para eliminar los soportes u otro material sobrante, coloque la cuchilla en uno de los bordes de la impresión, y mueva la cuchilla a través de ella, tenga en cuenta que no debe aplicar demasiada presión o podría arriesgarse a eliminar más material del previsto y dañar la impresión. Repite esta operación hasta que los bordes estén lisos.

Por último, si no tienes acceso a una navaja multiusos, una hoja de afeitar de un solo filo te servirá igualmente, pero ten cuidado.

Multiherramienta rotativa.

La gran cantidad de accesorios permite llegar a todas las partes de la impresión (Fuente: Dremel).

Las multiherramientas rotativas, como las Dremel, son otra gran opción para el acabado de las impresiones 3D. La forma de utilizar estas herramientas es muy parecida a la de un cuchillo, pero gracias a la gran cantidad de brocas disponibles, permiten acabar más fácilmente los bordes interiores y otros lugares de difícil acceso de una pieza.

Hay dos cosas que hay que tener en cuenta al utilizar una multiherramienta rotativa. En primer lugar, son herramientas de velocidad, no de par. Por lo tanto, en lugar de aplicar más presión cuando no se obtienen los resultados deseados, hay que aumentar la velocidad de giro. Esto no sólo le ahorrará mucho trabajo, sino que también aumentará la vida útil de su herramienta.

En segundo lugar, dado que estás utilizando una herramienta eléctrica sobre el plástico, no te quedes sobre un punto durante demasiado tiempo ni apliques demasiada presión. El movimiento de la herramienta genera calor, por lo que es una forma segura de derretir el plástico en el lugar en el que estás trabajando y crear huecos y agujeros en la impresión.

Algunas herramientas rotativas también vienen con accesorios de lijado, pero pueden ser demasiado intensos para alisar el PLA. A continuación veremos las técnicas de lijado más eficaces.

Lijando.

Una impresión siendo lijada con papel de lija húmedo (Fuente: MakerBot).

El lijado es uno de los métodos más accesibles para alisar las impresiones y, como habrás comprobado por tu propia experiencia, hay muchas formas diferentes de hacerlo.

Si tienes una impresión con superficies grandes, puedes considerar el uso de un bloque de lijado. Te quitan la tensión de las manos y hacen que el papel de lija se desgaste de manera uniforme, así como la impresión.

Si tienes una impresión con muchos detalles, lo mejor es utilizar limas de uñas. Hay muchos tamaños y tipos de limas de uñas, y la elección correcta dependerá de lo que vayas a lijar, pero las limas de cartón baratas suelen funcionar perfectamente.

Por supuesto, también puede utilizar hojas de papel de lija sueltas y, en algunas situaciones, esto podría ser preferible. Para obtener los mejores resultados del lijado, mueva el papel de lija en movimientos circulares a través de la impresión, a contrapelo de las líneas de la capa.

También querrás aumentar el grano de la lija. Dependiendo del resultado que busques, puedes empezar con un papel de lija de grano 400, e ir subiendo hasta llegar a un grano 4.000.

Por último, probablemente hayas oído hablar del lijado en húmedo. El papel de lija húmedo de grano grueso puede utilizarse como etapa final de lijado porque no elimina mucho material y deja un acabado pulido. La técnica para utilizar el papel de lija en húmedo es prácticamente la misma que la del papel de lija normal, sólo tienes que mojarlo de vez en cuando.

Fundición superficial.

Impresiones 3D alisadas mediante el uso de una pistola de calor (Fuente: Tinkerine vía YouTube).

Como probablemente sepas, el PLA no es especialmente resistente al calor, lo que hace que no sea tan bueno para las aplicaciones en exteriores. Pero esto significa que puedes aprovechar el impacto del calor en el plástico para terminar tus impresiones.

La herramienta más utilizada para este fin es una pistola de calor, ajustada a su configuración de calor más baja. Los mejores y más consistentes resultados se obtienen colocando la impresión en una mesa giratoria y haciéndola girar lentamente para distribuir uniformemente el calor. Esto también ayuda a evitar que se derrita alguna zona específica para obtener un mejor resultado general.

Y aunque pueda parecer que un secador de pelo es una buena alternativa a la pistola de calor, un secador de pelo no está diseñado para estar lo suficientemente caliente como para derretir el plástico (la mayoría de los modelos ni siquiera alcanzan la temperatura de transición vítrea del PLA de 60 °C), por lo que tendrás que esperar mucho tiempo para ver algún cambio.

Recubrimiento de superficies.

Una impresión recibiendo su última capa de imprimación (Fuente: Bitfab).

Otra forma de conseguir una superficie lisa en una impresión es añadir una capa adicional de material, ya sea pulverizada, pintada o sumergida. Esto puede rellenar cualquier defecto en la textura de la superficie, incluidas las líneas de la capa, y dejar un acabado brillante y uniforme. Dos ejemplos comunes para el PLA son el uso de una imprimación de pintura o un revestimiento epoxi.

Imprimación.

El uso de imprimación en una impresión va más o menos de la mano del lijado. La idea de usar una imprimación para terminar la impresión es que la imprimación rellene las líneas de las capas para crear una superficie lisa. A continuación, se deja secar la imprimación y, posteriormente, se lija la capa superior. Lijar la imprimación suele ser mucho más fácil que lijar el PLA real porque la imprimación es mucho más blanda.

El uso de la imprimación suele dar lugar a una impresión con un aspecto mucho más bonito que una impresión simplemente lijada. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este método requiere mucho más tiempo, ya que hay que esperar a que se seque cada capa de imprimación. Además, es mejor seguir una impresión imprimada con pintura, ya que la imprimación sola no resistirá el paso del tiempo si se deja al descubierto.

Epoxi.

El Polysher de Polymaker tiene un efecto similar al de una niebla de acetona sobre el ABS (Fuente: Polymaker).

El epoxi es un revestimiento de resina que funciona de forma muy parecida a la imprimación. Sin embargo, es un poco más difícil de trabajar, ya que hay que mezclarlo antes de aplicarlo a la impresión. Sin embargo, una cosa en la que el epoxi funciona significativamente mejor que la imprimación es en rellenar los agujeros más grandes o los artefactos de la impresión que se han dejado atrás por el proceso de impresión.

El acabado de tu impresión con epoxi consiste en mezclar un lote de resina epoxi. A continuación, puedes aplicarla generosamente a todas las superficies de tu impresión con un pincel. Asegúrate de que las capas sean uniformes, para que no queden espesores diferentes en la impresión terminada.

Suavizado químico.

El Polysher de Polymaker tiene un efecto similar al de una niebla de acetona sobre el ABS (Fuente: Polymaker).

Por último, llegamos a los productos químicos. Como hemos mencionado anteriormente, el PLA no se puede alisar con acetona de la forma en que lo hace el ABS, pero todavía hay una opción para conseguir un acabado similar.

El Polysmooth de Polymaker está compuesto por PVB, un material muy similar al PLA que se puede alisar químicamente. Sin embargo, requiere el uso del Polymaker Polysher. Se trata de una caja que dispersa alcohol isopropílico, que reacciona con el filamento para alisar las capas superiores.

La compra de todo lo necesario supone una pequeña inversión, pero si necesitas un gran número de impresiones lisas puede merecer la pena considerar dar el paso y montarte este sistema.

Artículo original disponible en: 3ALLDP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.