CalidadImpresion 3DImpresora3DNoticiasSoftwareTecnologiaÚtil

LAS MEJORES ALTERNATIVAS A TINKERCAD DE 2021.

Publicado el

IDEA 1.61.

Tinkercad es una gran herramienta de modelado para principiantes, pero no es la única gran herramienta que existe. Echa un vistazo a esta lista de alternativas a Tinkercad.

Tinkercad es una herramienta CAD famosa por su sencillez y facilidad de uso. Dirigida normalmente a los principiantes, esta herramienta es un gran punto de entrada en el mundo del modelado 3D, especialmente para los creadores que pretenden imprimir sus diseños en 3D.

Tinkercad funciona combinando bloques básicos para crear sólidos. En teoría, no hay nada que no se pueda diseñar con la suficiente paciencia y tiempo. En la práctica, sin embargo, nadie quiere esforzarse si hay una forma más fácil de hacerlo. Al fin y al cabo, cuando el diseño requerido es complejo, la simplicidad de Tinkercad puede convertirse en un inconveniente.

Además, al ser una herramienta online, es imposible utilizar Tinkercad sin una conexión a Internet. Afortunadamente, tienes otras opciones. En este artículo, presentaremos ocho herramientas CAD que son grandes alternativas a Tinkercad. Sin embargo, antes de hablar de las herramientas, vamos a repasar brevemente las consideraciones que hemos tenido en cuenta al elaborar esta lista.

Qué hay que tener en cuenta.

¿Qué vas a crear? (Fuente: Tinkercad).

Estos son algunos de los factores que hemos tenido en cuenta a la hora de seleccionar las alternativas a Tinkercad:

  • Asequible: Esta es una gran preocupación a la hora de seleccionar una herramienta de modelado, ya que no quieres estar desembolsando mucho dinero en un nuevo pasatiempo.
  • Facilidad de uso: Es importante que los principiantes disfruten de la experiencia de modelado para que estén más dispuestos a seguir adelante.
  • Fácil de aprender: Nadie quiere hacer un curso online de 30 horas o leer cuatro manuales para realizar un modelo de cubo.

Sin más preámbulos, ¡aquí están algunas de las mejores alternativas a Tinkercad!.

Barra 3D.

Selección de herramientas en 3D Slash (Fuente: 3DSlash).

En 3D Slash, el modelado se realiza como si se cincelara un bloque de piedra. Las herramientas principales son el martillo y la paleta. El martillo quita un bloque a la vez, mientras que la paleta lo añade. A veces parece que estás trabajando en Minecraft, sólo que sin los zombis.

También tiene otras funciones interesantes. Por ejemplo, puedes proyectar imágenes sobre la superficie de trabajo a modo de plantilla para hacer un modelo basado en logotipos, textos u objetos de la vida real. La versión gratuita es bastante buena, pero si estás dispuesto a pagar por las versiones premium, escolar o profesional, obtendrás una gama más amplia de colores, modelado de mayor resolución, opciones de colaboración y otros extras.

No cabe duda de que se trata de un programa básico, pero su enfoque del modelado es tan diferente que te hace pensar de nuevas maneras. Si sólo se trabaja con unos pocos bloques, los resultados pueden parecer “en bloque”, pero al igual que en los píxeles, más bloques equivalen a una mayor resolución.

3D Slash tiene una versión basada en la web y una aplicación de escritorio para descargar. La app es más potente y tiene más herramientas, lo que se debe a las limitaciones de los navegadores web. Por otra parte, para los usuarios que no pagan, algunas funciones de la aplicación son limitadas.

El soporte de la empresa es bueno y activo. En caso de necesitarlo, también tienen una sección con tutoriales.

  • Coste: Gratis, ∼2 dólares mensuales para Premium, a partir de ∼12 dólares mensuales para School, a partir de ∼24 dólares mensuales para Professional.
  • Experiencia de usuario: Excelente experiencia general, con una interfaz de usuario y controles sencillos.
  • Curva de aprendizaje: Suave, rápida de coger y empezar a usar.

MagicaVoxel.

Soy yo, Mario en MagicaVoxel (Fuente: William Santacruz).

¿Has abierto alguna vez el Microsoft Paint y has pintado píxel a píxel? MagicaVoxel funciona con el mismo principio pero elevado a la tercera potencia. Como su nombre indica, trabaja con vóxeles, que son píxeles 3D o “píxeles de volumen”. La belleza de este software está en la selección de colores, puedes literalmente seleccionar entre miles de colores ya que trabaja con una paleta de 16 bits. Así que incluso sin imprimir, el renderizado puede parecer una obra de arte.

Es muy fácil de usar y aprender, pero como funciona añadiendo un vóxel cada vez, crear un modelo complejo puede llevar un tiempo. Sin embargo, es posible utilizar un poco de copy-paste y acelerar un poco el proceso.

Se trata de un programa gratuito basado en el ordenador. No hay versión premium o de pago. Funciona en Windows o MacOS. MagicaVoxel está hecho por Ephtracy, una sola persona, por lo que no hay soporte de la empresa en sí. Sin embargo, puedes contactar directamente a través de Twitter, donde también encontrarás una comunidad de casi 5.000 seguidores.

  • Coste: Gratis.
  • Experiencia de usuario: Útil para renders artísticos, gracias a una amplia paleta de colores y opciones de iluminación.
  • Curva de aprendizaje: Fácil de usar y aprender.

Meshmixer.

Puedes dejar volar tu imaginación con Meshmixer (Fuente: DieEvi Und Die Roboter vía YouTube).

Mientras que muchos programas de CAD se hacen con la capacidad de imprimir en 3D como una idea tardía, Meshmixer se hizo específicamente para aplicaciones de impresión en 3D. Mediante el uso de la manipulación de mallas triangulares, puedes crear modelos 3D directamente desde el programa. Es cierto que se pueden hacer modelos 3D con todos los programas de CAD, pero Meshmixer destaca porque puede interactuar directamente con su impresora 3D y revisar sus próximas impresiones.

El programa ofrece a sus usuarios la posibilidad de utilizar estructuras de soporte ramificadas, ahuecamiento y tubos y canales interiores al configurar una impresión. Además, entre otras muchas herramientas, Meshmixer cuenta con la optimización automática de la orientación de la cama de impresión, la alineación de la superficie y la reparación, todo ello muy útil en la impresión 3D.

Aunque Meshmixer ya no está soportado por Autodesk, todavía puedes contactar con ellos para obtener ayuda. Además, hay un manual bastante completo, así como una plétora de otros recursos.

  • Coste: Gratis.
  • Experiencia del usuario: Genial para la impresión en 3D.
  • Curva de aprendizaje: Relativamente sencillo, pero pueden ser necesarios algunos tutoriales, especialmente si es tu primer software 3D.

SketchUp Web.

Una casa sencilla modelada con SketchUp (Fuente: SketchUp).

SketchUp fue diseñado con un enfoque en la arquitectura, y su conjunto de herramientas está orientado principalmente en esa dirección. De hecho, los modelos realizados en SketchUp pueden colocarse sobre Google Maps. No obstante, puede utilizarse para modelar otro tipo de objetos. Dependiendo de lo que quieras hacer, el nivel de dificultad de SketchUp puede variar mucho. Probablemente sea la mejor herramienta CAD para los principiantes que quieran hacer creaciones arquitectónicas. Sin embargo, está limitada en su capacidad para crear otras cosas.

Con SketchUp Web, la versión gratuita de SketchUp, tienes todas las herramientas de un modelador 3D básico. Además, puedes incluso exportar (descargar) los STL directamente a tu ordenador para imprimirlos en 3D. Aunque no es lo mejor para proyectos complicados, es genial para modelos arquitectónicos y sencillos.

El soporte de la empresa es amplio: Tienen foros, un blog, un canal oficial de YouTube y cursos en su página web. Además, puedes descargar una gran variedad de modelos a través del 3D Warehouse.

  • Coste: Gratis, ∼119 dólares anuales para Shop, ∼225 dólares anuales para los planes Pro, académico y profesional.
  • Experiencia de usuario: Genial para los modelos arquitectónicos. El modelado se realiza principalmente con push/pull de bocetos.
  • Curva de aprendizaje: Fácil de usar y aprender, pero pueden ser necesarios algunos tutoriales.

SelfCAD.

Esculpir un elefante, una de las muchas posibilidades con SelfCAD (Fuente: SelfCAD).

SelfCAD es un programa impresionante. Algunos trabajan acumulando formas primitivas, otros esculpen la forma con diferentes pinceles y otros intentan imitar los procesos de mecanizado tradicionales. SelfCAD hace todo esto. Puede esculpir, puede añadir formas primitivas, y puede extruir bocetos.

Las herramientas de modelado son completas y amigables. Puede hacer cosas como chaflán, fileteado, conicidad, curvatura, loft, y revolver. Puede generar engranajes, tornillos, tuercas y otras piezas mecánicas en un solo paso. Se puede utilizar muy bien en un entorno profesional. Puedes descargar SelfCAD para Windows o Mac.

Si necesitas soporte, hay un centro de ayuda. También puedes ponerte en contacto con la empresa a través del correo electrónico o de sus cuentas en las redes sociales.

  • Coste: Gratis para un proyecto, ∼15 dólares mensuales para Pro, ∼600 dólares para una licencia perpetua.
  • Experiencia del usuario: Muchas formas de modelar, una gran variedad de herramientas, muy útil para piezas mecánicas.
  • Curva de aprendizaje: Fácil de entender, con un proceso de aprendizaje lineal.

Paint 3D.

Designing a living room using Paint 3D (Source: Caps TV via YouTube).

La re-imaginación del MS Paint original, Paint 3D añade la capacidad de crear en una dimensión adicional. Empiezas con formas 3D sencillas, como cubos y esferas, y luego las empujas para convertirlas en lo que quieres hacer. Sus capacidades son muy similares a las de Tinkercad, y también puedes utilizar Paint 3D para exportar archivos STL para la impresión en 3D.

Otra ventaja es que Paint 3D viene preinstalado con Windows. Así que, si usas un ordenador con Windows, puedes arrancarlo ahora mismo y probarlo. Si no eres usuario de Windows, no te preocupes, hay muchas alternativas.

Su creador, Microsoft, ofrece un apoyo considerable a través de videotutoriales, un blog y foros de la comunidad.

  • Coste: Gratis.
  • Experiencia de usuario: Sencilla, gran variedad de modelos prefabricados.
  • Curva de aprendizaje: Bastante fácil de dominar debido a su simplicidad.

Vectary.

Un poco de geometría simple renderizada con Vectary (Fuente: Vectary).

Vectary se ha creado pensando en la facilidad de uso. Tiene una interesante interfaz de usuario que consiste en flechas y cuadros alrededor del objeto seleccionado. No es complejo, pero es diferente. Una vez que entiendas cómo funciona, verás que el modelado es muy fácil y sencillo.

El renderizado fotorrealista es una parte importante de su funcionalidad. De hecho, el programa se centra en este concepto. Puedes descargar la imagen o generar un sitio web HTML para mostrar el modelo. La versión gratuita, como es de esperar, no tiene tantas herramientas y opciones como la suscripción premium.

Para el soporte, la compañía tiene un blog y tienen muchos videos en su canal de YouTube, que van desde lo básico hasta las habilidades avanzadas, y también hay un foro basado en el chat.

  • Coste: Gratuito, ∼12 dólares mensuales para Premium, precios personalizados para Enterprise.
  • Experiencia de usuario: Directa y sencilla, pero la mayor ventaja es su capacidad de renderizado realista.
  • Curva de aprendizaje: El modelado en sí no es difícil.

Leopoly.

Una rana esculpida en Leopoly (Fuente: Leopoly).

Si Leopoly tuviera un segundo nombre, sería “fácil”. Tiene varios modos de funcionamiento: esculpir, cambiar de forma y modelar bloques.

El editor de bloques es uno de los más sencillos que existen, sólo bloques y un selector de color. Además, la herramienta de esculpir no es complicada; puedes entender sus funciones de un vistazo. Se anuncia como la “plataforma de creación 3D más sencilla”. El modo de cambio de forma es interesante, pero puede parecer que estás trabajando con ClipArt. Al fin y al cabo, es rápido pero se limita a funciones predeterminadas. También cabe destacar que algunos de los modos de funcionamiento no son mezclables.

Leopoly es de uso gratuito, basado en la web, y la descarga de archivos STL también es gratuita. Tienen un canal de YouTube con varios tutoriales.

  • Coste: Gratis.
  • Experiencia de usuario: Agradable y fácil, un poco limitada en algunas de sus funciones.
  • Curva de aprendizaje: Tan suave como puede ser, fácil de aprender, y un gran lugar para empezar.

Avanzando… y subiendo.

Con SketchUp Pro, puedes seguir desarrollando tus habilidades (Fuente: SketchUp Blog).

Si has estado utilizando Tinkercad u otra opción de software CAD para principiantes y sientes que has conseguido dominar las cosas, puede que haya llegado el momento de pasar a mayores. Los programas de CAD más avanzados, como Fusion 360 o SketchUp Pro, ofrecen a los usuarios las herramientas necesarias para profundizar y, a menudo, añadir más detalles.

Además, algo inherente a la mayoría de las aplicaciones basadas en navegador es que tu capacidad de creación está limitada por la velocidad de tu conexión, lo que está bien si estás diseñando una simple casa, pero si quieres renderizar una ciudad, no tanto. Una de las ventajas del software descargable es que no está limitado por tu conexión a Internet, sino por la capacidad de procesamiento de tu ordenador.

Tomemos como ejemplo SketchUp Web. Te proporciona un gran modelador, pero carece de muchas de las herramientas que tienen los usuarios de la versión Pro. Herramientas y opciones como el Inspector de Sólidos, que comprueba si tus modelos tienen errores antes de imprimirlos en 3D; el Outliner, una herramienta que te ayuda a organizar los elementos en los que estás trabajando; y el almacén de extensiones, que te permite personalizar y añadir a tu programa SketchUp Pro, sólo están disponibles para aquellos que tengan una descarga o suscripción de pago. ¿Qué utilidad tiene esto? Con SketchUp Pro se puede, por ejemplo, descargar una extensión que permite renderizar grandes cantidades de vegetación, lo que sería casi imposible en la versión web.

Artículo original disponible en: 3ALLDP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.